¡Detente! 4 cosas que debes hacer cuando pierdas el control

El estrés es parte del día a día, las exigencias laborales y académicas muchas veces nos hacen perder el control, esto sumado a los problemas familiares y amorosos que podamos tener. Todas las personas sienten que aunque sea una vez en su vida, pierden el control, pero cuando esto se vuelve recurrente y te ocasiona problemas con tu entorno y no te sientes bien contigo misma, ¡detente! estas son las cosas que debes hacer cuando pierdas el control, verás como todo vuelve a la calma.

Mira también: 5 tips para controlar la ira y el enojo

Cosas que debes hacer cuando pierdes el control y tienes ataques de ira

1.Meditar: es una actividad siempre positiva y una de las cosas que debes hacer cuando pierdes el control. Para esto puedes apagar las luces de tu habitación o estar en un lugar sin tanta luz, para sentir solo tu compañía, concéntrate en tu respiración y solo escúchala, inhala calma y exhala el estrés y la ansiedad, verás como puedes encontrar la paz.

yoga

2. Escribir: muchos terapeutas recomiendan esta actividad cuando tenemos sentimientos guardados que deben ser liberados. Además escribir nos ayuda a aprender de nuestro día a día y a sacar experiencias de cada situación, además es una gran forma de desahogarnos, pudiendo tener un diario para escribir todo lo que sintamos.

escribir

3. Aprender a decir que no: no es saludable decir a todo que si, esto generalmente nos provoca más estrés. Porque tenemos muchas actividades y compromisos que cumplir, lo mejor es saber cuando detenernos, debemos olvidar quedar bien con los demás, lo importante es sentirnos bien con nosotros mismos.

estres

4. Saber cuando decir que si: tampoco se trata de decir a todo que no, sino que aprender que cosas deberíamos aceptar. Esta es una de las cosas que debes hacer cuando pierdas el control que te ayudará a tomar grandes decisiones en tu vida, por ejemplo; debes decir sí a terminar con esa relación que no te hace bien, puedes decir sí a nuevos proyectos de vida, también puedes decir sí a esos viajes que te permitan conocer nuevos caminos y decir sí a esa nueva oportunidad laboral aunque te genere miedo.

mujer feliz

Compartir