¡Adorables! Después de 75 años de casados hablan de su amor

fred y marjorie 75 años de casados

Hoy Fred y Marjorie Mawby se encuentran igual de enamorados que cuando se vieron por primera vez, en esa cita a ciegas que tuvieron hace más de 70 años. El pasado 29 de marzo cumplieron 75 años de casados y siguen igual de enamorados ¿cuál es su secreto?.

Pero al contrario de lo que puedes estar pensando, ellos creen que su secreto para continuar con el matrimonio tantos años fueron las constantes peleas por el dinero.

Después de 75 años de casados Fred y Marjorie siguen más enamorados que nunca

Fred y Marjorie después de 75 años de casados siguen enamorados y su secreto son las peleas por el dinero, las que tienen una vez al dinero desde que comenzó su relación; esto porque ambos creen que el otro gasta mucho dinero.

Por un lado Fred contaba que Marjorie salía mucho de shopping mientras que él trabajaba en el Royal Army Service Corps como cabo, durante la Segunda Guerra Mundial. Pero el punto de vista de Marjorie es que ella ayudaba a mantener a Fred y a sus cuatro hijas, y que trabajaba en una fábrica local.

fred y marjorie

Hasta el día de hoy no se ponen de acuerdo, pero ellos que estas discusiones semanales son saludables porque los ayudan a “limpiar el aire” y esta sería la clave para mantener su hermosos matrimonio y mantener vivo el amor.

Suena sorprendente que después de 75 años de casados sigan más enamorados que nunca, pero Fred y marjorie  aseguran que a pesar de tener la misma pelea de siempre, saben como superar los obstáculos que se presentan y saben como salir adelante cuando no existe concordancia en la relación.

¡Realmente admirables! son muy pocas las parejas que logran permanecer tanto tiempo juntas y manteniendo su amor intacto. Por eso Fred y Marjorie son un ejemplo para todos, quienes pretendemos lograr un proyecto de vida así de bonito, deberías tomar en cuenta su mensaje de amor y ser tolerantes con nuestra pareja cuando aparecen diferencias de opiniones.

>> Fórmulas de un matrimonio perfecto según la ciencia

Compartir